Amor

37 Y Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón y de toda tu alma y de toda tu mente.

38 Este es el Primero y el Grande Mandamiento.

39 Y el Segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Mateus 22:37-39

Mas ahora permanece la fe, la esperanza, y la caridad, estas tres cosas; pero la mayor de ellas es la caridad.

1 Coríntios 13:13

¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque se olviden ellas, yo no me olvidaré de ti.

He aquí que en las palmas te tengo esculpida; delante de mí están siempre tus muros.

Isaías 49:15,16

Si me amáis, guardad mis mandamientos;

João 14:15

El amor sea sin fingimiento, aborreciendo lo malo, llegándoos a lo bueno;

Romanos 12:9

El amor sea sin fingimiento, aborreciendo lo malo, llegándoos a lo bueno;

amando la caridad de la hermandad los unos con los otros; previniéndoos con honra los unos a los otros;

Romanos 12:9,10

Nadie tiene mayor amor que este, que ponga alguno su alma por sus amigos.

João 15:13

Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, a mí lo hicisteis.

Mateus 25:40

Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno aun para con los ingratos y malos.

Lucas 6:35

No debáis a nadie nada, sino amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, cumplió la ley.

Romanos 13:8

Amarás pues al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de todo tu pensamiento, y de todas tus fuerzas: este es el principal mandamiento.

Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

Marcos 12:30,31

Alabad al SEÑOR, porque es bueno; porque para siempre es su misericordia.

Salmos 136:1

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia; y si tuviese toda la fe, de tal manera que traspasase los montes, y no tengo caridad, nada soy.

1 Coríntios 13:2

37 Y Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón y de toda tu alma y de toda tu mente.

38 Este es el Primero y el Grande Mandamiento.

39 Y el Segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Mateus 22:37-40

Carísimos, amémonos unos a otros; porque la caridad es de Dios. Cualquiera que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.

El que no ama, no conoce a Dios; porque Dios es caridad.

1 João 4:7,8

La caridad es sufrida, es benigna; la caridad no tiene envidia, la caridad no hace sin razón, no se envanece;

no es injuriosa, no busca lo suyo, no se irrita, no piensa mal;

1 Coríntios 13:4,5

16 En esto hemos conocido la caridad de Dios , en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los Hermanos.

17 Mas el que tuviere bienes de este mundo, y viere a su hermano tener necesidad, y le cerrare sus entrañas, ¿cómo permanece la caridad de Dios en él?

18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino con obra y de verdad.

1 João 3:16-18

Carísimos, amémonos unos a otros; porque la caridad es de Dios. Cualquiera que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.

1 João 4:7

Y el Señor enderece vuestros corazones en la caridad de Dios, y en la esperanza del Cristo.

2 Tessalonicenses 3:5

Nosotros lo amamos a él, porque él primero nos amó.

1 João 4:19

Como el Padre me amó, también yo os he amado; permaneced en mi amor.

Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; como yo también he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanesco en su amor.

João 15:9,10

Amad al SEÑOR todos vosotros sus misericordiosos; a los fieles guarda el SEÑOR, y paga abundantemente al que obra con soberbia.

Salmos 31:23

Mas yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os calumnian y os persiguen;

Mateus 5:44

Y sobre todas estas cosas vestíos de caridad, la cual es el vínculo de la perfección.

Colossenses 3:14

Este es mi mandamiento: Que os ameis los unos a los otros, como yo os he amado.

João 15:12

Por lo cual estoy cierto que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna criatura nos podrá apartar de la caridad de Dios, que es en el Ungido, Jesús, Señor nuestro.

Romanos 8:38,39

El odio despierta las rencillas; mas la caridad cubre todas las maldades.

Provérbios 10:12

Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre toda la hacienda de su casa por este amor, de cierto lo menospreciarán.

Cânticos 8:7

Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque en ti he confiado; hazme saber el camino por donde ande, porque a ti he alzado mi alma.

Salmos 143:8

Todas vuestras cosas sean hechas con caridad.

1 Coríntios 16:14

amando la caridad de la hermandad los unos con los otros; previniéndoos con honra los unos a los otros;

Romanos 12:10

soportándoos los unos a los otros, y perdonándoos los unos a los otros, si alguno tuviere queja del otro, de la manera que el Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Y sobre todas estas cosas vestíos de caridad, la cual es el vínculo de la perfección.

Colossenses 3:13,14

antes, como está escrito: Lo que ojo no vio, ni oreja oyó, ni ha subido en corazón de hombre, es lo que Dios ha preparado para aquellos que le aman.

1 Coríntios 2:9

Misericordia y verdad no te desamparen; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón;

y hallarás gracia y buena opinión en los ojos de Dios y de los hombres.

Provérbios 3:3,4

Nosotros sabemos que somos pasados de muerte a vida, en que amamos a los Hermanos. El que no ama a su Hermano, permanece en muerte.

1 João 3:14

16 Y nosotros hemos conocido y creído la caridad que Dios tiene en nosotros. Dios es caridad; y el que permanece en caridad, permanece en Dios, y Dios en él.

17 En esto es hecho perfecto la caridad con nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio, que cual él es, tales somos nosotros en este mundo.

18 En la caridad no hay temor; mas la perfecta caridad echa fuera el temor; porque el temor tiene pena; de donde el que teme, no está completo en caridad.

1 João 4:16-18

Porque, esta es la anunciación que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros.

1 João 3:11

El que no ama, no conoce a Dios; porque Dios es caridad.

1 João 4:8

Y sobre todo, tened entre vosotros ferviente caridad; porque la caridad cubrirá multitud de pecados.

1 Pedro 4:8

Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amaras a tu projimo como a ti mismo.

Gálatas 5:14

que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser corroborados con potencia en el hombre interior por su Espíritu.

Que habite el Cristo por la fe en vuestros corazones; para que, arraigados y fundados en caridad,

Efésios 3:16,17

Amados, si Dios así nos ha amado, debemos también nosotros amarnos unos a otros.

1 João 4:11

9 Y esto oro: que vuestra caridad abunde aún más y más en ciencia y en toda percepción,

10 para que aprobéis lo mejor; que seáis sinceros y sin ofensa para el día del Cristo;

11 llenos de fruto de justicia, que son por Jesús, el Cristo, a gloria y loor de Dios.

Filipenses 1:9-11

Porque en mis ojos fuiste de gran estima, fuiste digno de honra, y yo te amé.

Isaías 43:4

con toda humildad y mansedumbre, con tolerancia, soportando los unos a los otros en caridad;

Efésios 4:2

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

João 3:16

21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, aquel es el que me ama; y el que me ama, será amado de mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

22 Le dice Judas, no el Iscariote: Señor, ¿qué hay porque te hayas de manifestar a nosotros, y no al mundo?

23 Respondió Jesús, y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.

24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído, no es mía, sino del Padre que me envió.

João 14:21-24

Así que, todas las cosas que quisiereis que los hombres hiciesen con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esta es la ley y los profetas.

Mateus 7:12

Ninguno vio jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su caridad es completada en nosotros;

1 João 4:12

Y nosotros tenemos este mandamiento de él: Que el que ama a Dios, ame también a su Hermano.

1 João 4:21

Y nosotros hemos conocido y creído la caridad que Dios tiene en nosotros. Dios es caridad; y el que permanece en caridad, permanece en Dios, y Dios en él.

1 João 4:16

Maridos, amad a vuestras mujeres, así como el Cristo amó a la Iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

para santificarla limpiándola en el lavamiento del agua por la palabra,

Efésios 5:25,26

Nosotros lo amamos a él, porque él primero nos amó.

Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su Hermano, es mentiroso. Porque el que no ama a su Hermano al cual ha visto, ¿cómo puede amar a Dios que no ha visto?

1 João 4:19,20

4 La caridad es sufrida, es benigna; la caridad no tiene envidia, la caridad no hace sin razón, no se envanece;

5 no es injuriosa, no busca lo suyo, no se irrita, no piensa mal;

6 no se recrea de la injusticia, mas se recrea de la verdad;

7 todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

1 Coríntios 13:4-7

Mirad cuál caridad nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoce a él.

1 João 3:1

Un mandamiento nuevo os doy: Que os ameis unos a otros; como os he amado, que también os améis los unos a los otros.

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

João 13:34,35

Mas Dios encarece su caridad para con nosotros, en que siendo aún pecadores, el Cristo murió por nosotros.

Romanos 5:8

En esto se mostró la caridad de Dios en nosotros, en que Dios envió su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

En esto consiste la caridad, no porque nosotros hayamos amado a Dios, sino porque él nos amó a nosotros, y ha enviado a su Hijo para ser aplacación por nuestros pecados.

1 João 4:9,10

Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su Hermano, es mentiroso. Porque el que no ama a su Hermano al cual ha visto, ¿cómo puede amar a Dios que no ha visto?

1 João 4:20

Porque esta es la caridad de Dios, que guardemos sus mandamientos, y sus mandamientos no son gravosos.

1 João 5:3