Versículos do dia

Mas he aquí que en los cielos está mi testigo, Y mi testimonio en las alturas.

En mi primera defensa ninguno me ayudó, antes me desampararon todos: no les sea imputado.

Mas el Señor me ayudó, y me esforzó para que por mí fuese cumplida la predicación, y todos los Gentiles oyesen; y fuí librado de la boca del león.