Oração

Allegaos á Dios, y él se allegará á vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros de doblado ánimo, purificad los corazones.

Tiago 4:8

Orad sin cesar.

1 Tessalonicenses 5:17

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

Porque cualquiera que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se abrirá.

Mateus 7:7,8

Clama á mí, y te responderé, y te enseñaré cosas grandes y dificultosas que tú no sabes.

Jeremias 33:3

Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

Mateus 21:22

Tú oyes la oración: A ti vendrá toda carne.

Salmos 65:2

Salmo de David, estando en el desierto de Judá. DIOS, Dios mío eres tú: levantaréme á ti de mañana: Mi alma tiene sed de ti, mi carne te desea, En tierra de sequedad y transida sin aguas;

Salmos 63:1

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si demandáremos alguna cosa conforme á su voluntad, él nos oye.

1 João 5:14

Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y gerreáis, y no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.

Tiago 4:2

Porque no menospreció ni abominó la aflicción del pobre, Ni de él escondió su rostro; Sino que cuando clamó á él, oyóle.

Salmos 22:24

AMO á Jehová, pues ha oído Mi voz y mis súplicas.

Porque ha inclinado á mí su oído, Invocaré le por tanto en todos mis días.

Salmos 116:1,2

Por nada estéis afanosos; sino sean notorias vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con hacimiento de gracias.

Y la paz de Dios, que sobrepuja todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros entendimientos en Cristo Jesús.

Filipenses 4:6,7

Y nadie hay que invoque tu nombre, que se despierte para tenerte; por lo cual escondiste de nosotros tu rostro, y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades.

Isaías 64:7

2 Y les dijo: Cuando orareis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos; sea tu nombre santificado. Venga tu reino. Sea hecha tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

3 El pan nuestro de cada día, dános lo hoy.

4 Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos á todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del malo.

Lucas 11:2-4

Ciertamente el pueblo morará en Sión, en Jerusalem: nunca más llorarás; el que tiene misericordia se apiadará de ti; en oyendo la voz de tu clamor te responderá.

Isaías 30:19

Perseverad en oración, velando en ella con hacimiento de gracias:

Colossenses 4:2

Y será que antes que clamen, responderé yo; aun estando ellos hablando, yo habré oído.

Isaías 65:24

Lleguémonos pues confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia, y hallar gracia para el oportuno socorro.

Hebreus 4:16

Confesaos vuestras faltas unos á otros, y rogad los unos por los otros, para que seáis sanos; la oración del justo, obrando eficazmente, puede mucho.

Tiago 5:16

Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón: Dios es nuestro amparo. (Selah.)

Salmos 62:8

5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, demándela á Dios, el cual da á todos abundantemente, y no zahiere; y le será dada.

6 Pero pida en fe, no dudando nada: porque el que duda es semejante á la onda de la mar, que es movida del viento, y echada de una parte á otra.

7 No piense pues el tal hombre que recibirá ninguna cosa del Señor.

8 El hombre de doblado ánimo es inconstante en todos sus caminos.

Tiago 1:5-8

Levántate, da voces en la noche, en el principio de las velas; Derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor; Alza tus manos á él por la vida de tus pequeñitos, Que desfallecen de hambre en las entradas de todas las calles.

Lamentações 2:19

Si estuviereis en mí, y mis palabras estuvieren en vosotros, pedid todo lo que quisiereis, y os será hecho.

João 15:7

Mas á media noche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos á Dios: y los que estaban presos los oían.

Atos 16:25

Calla á Jehová, y espera en él: No te alteres con motivo del que prospera en su camino, Por el hombre que hace maldades.

Salmos 37:7

Tarde y mañana y á medio día oraré y clamaré; Y él oirá mi voz.

Salmos 55:17

Porque donde están dos ó tres congregados en mi nombre, allí estoy en medio de ellos.

Mateus 18:20

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme á sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Filipenses 4:19

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

Mateus 7:7

Pero pida en fe, no dudando nada: porque el que duda es semejante á la onda de la mar, que es movida del viento, y echada de una parte á otra.

Tiago 1:6

5 Cuando me cercaron ondas de muerte, Y arroyos de iniquidad me asombraron,

6 Me rodearon los dolores del infierno, Y me tomaron descuidado lazos de muerte.

7 Tuve angustia, invoqué á Jehová, Y clamé á mi Dios: Y él oyó mi voz desde su templo; Llegó mi clamor á sus oídos.

2 Samuel 22:5-7

Bienaventurados los que guardan sus testimonios, Y con todo el corazón le buscan:

Salmos 119:2

Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

João 14:13

Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre: pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.

João 16:24

Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, esto haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

João 14:13,14

Y á Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos ó entendemos, por la potencia que obra en nosotros,

Efésios 3:20

Y cuando oras, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en las sinagogas, y en los cantones de las calles en pie, para ser vistos de los hombres: de cierto os digo, que ya tienen su pago.

Mateus 6:5

Con todo mi corazón te he buscado: No me dejes divagar de tus mandamientos.

Salmos 119:10

Si en mi corazón hubiese yo mirado á la iniquidad, El Señor no me oyera.

Salmos 66:18

Por tanto, os digo que todo lo que orando pidiereis, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

Marcos 11:24

Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y os será abierto.

Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se abre.

Lucas 11:9,10

Y cualquier cosa que pidiéremos, la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.

1 João 3:22

Tampoco en la promesa de Dios dudó con desconfianza: antes fué esforzado en fe, dando gloria á Dios,

Plenamente convencido de que todo lo que había prometido, era también poderoso para hacerlo.

Romanos 4:20,21

Y asimismo también el Espíritu ayuda nuestra flaqueza: porque qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos; sino que el mismo Espíritu pide por nosotros con gemidos indecibles.

Mas el que escudriña los corazones, sabe cuál es el intento del Espíritu, porque conforme á la voluntad de Dios, demanda por los santos.

Romanos 8:26,27

En mi angustia invoqué á Jehová, Y clamé á mi Dios: El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él, á sus oídos.

Salmos 18:6

Entonces me invocaréis, é iréis y oraréis á mí, y yo os oiré:

Jeremias 29:12

Mas á vosotros los que oís, digo: Amad á vuestros enemigos, haced bien á los que os aborrecen;

Bendecid á los que os maldicen, y orad por los que os calumnian.

Lucas 6:27,28

Y me buscaréis y hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.

Jeremias 29:13

Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que demandáremos, sabemos que tenemos las peticiones que le hubiéremos demandado.

1 João 5:15

Si en mi corazón hubiese yo mirado á la iniquidad, El Señor no me oyera.

Mas ciertamente me oyó Dios; Antendió á la voz de mi súplica.

Salmos 66:18,19

Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas á vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos, dará buenas cosas á los que le piden?

Mateus 7:11

Pero pida en fe, no dudando nada: porque el que duda es semejante á la onda de la mar, que es movida del viento, y echada de una parte á otra.

No piense pues el tal hombre que recibirá ninguna cosa del Señor.

Tiago 1:6,7

Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandaros como á trigo;

Mas yo he rogado por ti que tu fe no falte: y tú, una vez vuelto, confirma á tus hermanos.

Lucas 22:31,32

Escudriñemos nuestros caminos, y busquemos, y volvámonos a Jehová.

Levantemos nuestros corazones con las manos a Dios en los cielos.

Lamentações 3:40,41

A él clamé con mi boca, Y ensalzado fué con mi lengua.

Salmos 66:17

Empero sin fe es imposible agradar á Dios; porque es menester que el que á Dios se allega, crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Hebreus 11:6

Y yéndose un poco más adelante, se postró sobre su rostro, orando, y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí este vaso; empero no como yo quiero, sino como tú.

Mateus 26:39

Y orando, no seáis prolijos, como los Gentiles; que piensan que por su parlería serán oídos.

No os hagáis, pues, semejantes á ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

Mateus 6:7,8

9 Vosotros pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

10 Venga tu reino. Sea hecha tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

11 Danos hoy nuestro pan cotidiano.

12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos á nuestros deudores.

13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal: porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

Mateus 6:9-13

Así dice Jehová, el Santo de Israel, y su Formador: Preguntadme de las cosas por venir; mandadme acerca de mis hijos, y acerca de la obra de mis manos.

Isaías 45:11

No me elegisteis vosotros á mí, mas yo os elegí á vosotros; y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca: para que todo lo que pidiereis del Padre en mi nombre, él os lo dé.

João 15:16

El que aparta su oído para no oir la ley, Su oración también es abominable.

Provérbios 28:9

Por eso pues ahora, dice Jehová, convertíos á mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y llanto.

Joel 2:12

E invócame en el día de la angustia: Te libraré, y tú me honrarás.

Salmos 50:15

Y orando, no seáis prolijos, como los Gentiles; que piensan que por su parlería serán oídos.

Mateus 6:7

Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos limpias, sin ira ni contienda.

1 Timóteo 2:8

Orando en todo tiempo con toda deprecación y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda instancia y suplicación por todos los santos,

Efésios 6:18

Cercano está Jehová á todos los que le invocan, A todos los que le invocan de veras.

Salmos 145:18

Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos.

Atos 1:14

Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

Romanos 12:12

Habrá mirado á la oración de los solitarios, Y no habrá desechado el ruego de ellos.

Salmos 102:17

El con todo, miraba cuando estaban en angustia, Y oía su clamor:

Y acordábase de su pacto con ellos, Y arrepentíase conforme á la muchedumbre de sus miseraciones.

Salmos 106:44,45

De cierto os digo que todo lo que ligareis en la tierra, será ligado en el cielo; y todo lo que desatareis en la tierra, será desatado en el cielo.

Mateus 18:18

Por nada estéis afanosos; sino sean notorias vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con hacimiento de gracias.

Filipenses 4:6

16 Estad siempre gozosos.

17 Orad sin cesar.

18 Dad gracias en todo; porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

1 Tessalonicenses 5:16-18

Por lo cual tres veces he rogado al Señor, que se quite de mí.

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi potencia en la flaqueza se perfecciona. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis flaquezas, porque habite en mí la potencia de Cristo.

2 Coríntios 12:8,9

Sabed pues, que Jehová hizo apartar al pío para sí: Jehová oirá cuando yo á él clamare.

Salmos 4:3

Mas tú, cuando oras, éntrate en tu cámara, y cerrada tu puerta, ora á tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en secreto, te recompensará en público.

Mateus 6:6

Mas este linaje no sale sino por oración y ayuno.

Mateus 17:21

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si demandáremos alguna cosa conforme á su voluntad, él nos oye.

Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que demandáremos, sabemos que tenemos las peticiones que le hubiéremos demandado.

1 João 5:14,15

1 Y PROPUSOLES también una parábola sobre que es necesario orar siempre, y no desmayar,

2 Diciendo: Había un juez en una ciudad, el cual ni temía á Dios, ni respetaba á hombre.

3 Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía á él diciendo: Hazme justicia de mi adversario.

4 Pero él no quiso por algún tiempo; mas después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo á Dios, ni tengo respeto á hombre,

5 Todavía, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, porque al fin no venga y me muela.

6 Y dijo el Señor: Oid lo que dice el juez injusto.

7 ¿Y Dios no hará justicia á sus escogidos, que claman á él día y noche, aunque sea longánime acerca de ellos?

8 Os digo que los defenderá presto. Empero cuando el Hijo del hombre viniere, ¿hallará fe en la tierra?

Lucas 18:1-8

Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré á ti, y esperaré.

Salmos 5:3

Mas tú, cuando oras, éntrate en tu cámara, y cerrada tu puerta, ora á tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en secreto, te recompensará en público.

Y orando, no seáis prolijos, como los Gentiles; que piensan que por su parlería serán oídos.

Mateus 6:6,7

Mas el fin de todas las cosas se acerca: sed pues templados, y velad en oración.

1 Pedro 4:7

Por lo cual puede también salvar eternamente á los que por él se allegan á Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.

Hebreus 7:25

Buscad á Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.

Isaías 55:6