Relacionamentos

En todo tiempo ama el amigo; Y el hermano para la angustia es nacido.

Provérbios 17:17

Y si alguno no tiene cuidado de los suyos, y mayormente de los de su casa, la fe negó, y es peor que un infiel.

1 Timóteo 5:8

Honra á tu padre y á tu madre: y, Amarás á tu prójimo como á ti mismo.

Mateus 19:19

Y á vosotros multiplique el Señor, y haga abundar el amor entre vosotros, y para con todos, como es también de nosotros para con vosotros;

1 Tessalonicenses 3:12

Cada uno empero de vosotros de por sí, ame también á su mujer como á sí mismo; y la mujer reverencie á su marido.

Efésios 5:33

Toda tú eres hermosa, amiga mía Y en ti no hay mancha.

Cânticos 4:7

Hierro con hierro se aguza; Y el hombre aguza el rostro de su amigo.

Provérbios 27:17

Mas á causa de las fornicaciones, cada uno tenga su mujer, y cada una tenga su marido.

1 Coríntios 7:2

La casa y las riquezas herencia son de los padres: Mas de Jehová la mujer prudente.

Provérbios 19:14

Mujer fuerte, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepuja largamente á la de piedras preciosas.

Provérbios 31:10

Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.

Eclesiastes 4:9

Porque, ¿persuado yo ahora á hombres ó á Dios? ¿ó busco de agradar á hombres? Cierto, que si todavía agradara á los hombres, no sería siervo de Cristo.

Gálatas 1:10

Así también los maridos deben amar á sus mujeres como á sus mismos cuerpos. El que ama á su mujer, á sí mismo se ama.

Efésios 5:28

DE más estima es la buena fama que las muchas riquezas; Y la buena gracia más que la plata y el oro.

Provérbios 22:1

Porque si cayeren, el uno levantará á su compañero: mas ­ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante.

Eclesiastes 4:10

Así que, todas las cosas que quisierais que los hombres hiciesen con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esta es la ley y los profetas.

Mateus 7:12

No os juntéis en yugo con los infieles: porque ¿qué compañía tienes la justicia con la injusticia? ¿y qué comunión la luz con las tinieblas?

2 Coríntios 6:14

Maridos, amad á vuestras mujeres, así como Cristo amó á la iglesia, y se entregó á sí mismo por ella,

Para santificarla limpiándola en el lavacro del agua por la palabra,

Efésios 5:25,26

Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; haréle ayuda idónea para él.

Gênesis 2:18

Las casadas estén sujetas á sus propios maridos, como al Señor.

Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia; y él es el que da la salud al cuerpo.

Efésios 5:22,23

Casadas, estad sujetas á vuestros maridos, como conviene en el Señor.

Maridos, amad á vuestras mujeres, y no seáis desapacibles con ellas.

Colossenses 3:18,19

Y si alguno prevaleciere contra el uno, dos estarán contra él; y cordón de tres dobleces no presto se rompe.

Eclesiastes 4:12

5 Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, mostrad en vuestra fe virtud, y en la virtud ciencia;

6 Y en la ciencia templanza, y en la templanza paciencia, y en la paciencia temor de Dios;

7 Y en el temor de Dios, amor fraternal, y en el amor fraternal caridad.

2 Pedro 1:5-7